top of page

‘Intentar descalificar a las empresas es una gran equivocación’: Andi

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, analiza el presente y el futuro del gremio de empresarios, a la luz del libro que se lanza este lunes.

‘Intentar descalificar a las empresas es una gran equivocación’: Andi
‘Intentar descalificar a las empresas es una gran equivocación’: Andi | Imagen tomada de portafolio.co

Este lunes, en el Gimnasio Moderno de Bogotá, será la presentación del libro “Andi, ocho décadas de construcción colectiva”, el cual recoge el papel de los empresarios en los momentos más importantes del país, en casi 80 años que cumple la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia.


La publicación, fruto de la investigación y redacción de Gloria Valencia, ratifica que el gremio representa un grupo de colombianos comprometidos con el país, dice su presidente, Bruce Mac Master, quien advierte que cualquier intento de descalificar a las empresas “es una gran equivocación”.


¿Cuál es la idea del libro?

La Andi cumple 80 años el año entrante, entonces quisimos hacer un recorrido, no tanto sobre la Asociación misma, sino sobre su papel frente a los diferentes hechos económicos y políticos del país en estos años. El libro, que lo trabaja muy seriamente Gloria Valencia, es una investigación que arranca con la fundación en 1944.


¿Cómo se narra?

Con una serie de capítulos que corresponden a los periodos que ha vivido el país. Arranca con la Posguerra, está el periodo Rojas Pinilla, la Junta Militar. Luego, por ejemplo, el Frente Nacional, la Asamblea Constituyente y los temas alrededor de la economía, el período del narcotráfico y la guerrilla. Después el gobierno de Álvaro Uribe y lo que implicó el esfuerzo de los empresarios para fortalecer el Estado, y la etapa posterior con el proceso de paz.


¿Qué se evidencia?

Con documentos va demostrando la posición de la Andi. Y también que ha sido parte importante de la creación de entidades. Por ejemplo, las cajas de compensación, el Sena, universidades. Y ha sido clave en el fortalecimiento del Banco de la República y de las finanzas públicas en el momento en el cual se requiere darle recursos al Estado para derrotar al narcotráfico y la guerrilla. Y termina, incluso en el periodo de la pandemia y la pospandemia, con la reforma tributaria del 2021 cuando dijimos desde la Andi que asumíamos el costo de la reforma tributaria. Es un ejercicio interesante.


¿Qué concluye?

Que la Asociación es mucho más que un vocero de gestión de sus propios intereses para convertirse en vocero de un estamento de la sociedad que siempre le ha aportado.


¿Cuál ha sido el momento más difícil?

Ha habido de todo. Por ejemplo, la pandemia fue muy difícil y me tocó a mi vivirla, pero también me imagino el momento del Gobierno de Rojas Pinilla cuando el empresariado adopta una posición en defensa de la democracia. La Constituyente, en el año 91, también fue un momento crucial.


Al repasar la historia ¿qué reflexiones surgen sobre el presente y el futuro del gremio?

Ha sido muy importante para ratificar la relevancia que tiene ser parte de los momentos más importantes de la historia. Los empresarios no solamente son las personas que mueven el país, generan empleo y producen productos y servicios, sino que es un grupo de colombianos muy comprometido con el país. En los 90 decidieron no irse de Colombia y dedicarse a sacarlo adelante. Y mantienen esa decisión, muy férrea, diciendo que tenemos que seguir trabajando juntos y que lo único que pedimos son condiciones razonables y estables para poder operar acá.


Así podremos ser agentes muy dinámicos de todo el progreso que Colombia amerita. Eso queda ratificado para el momento actual.


La semana pasada una encuesta mostró que los ciudadanos valoran a las empresas pero, por otro lado, el Presidente las criticó. ¿Qué opina?

La encuesta de la Universidad del Rosario y el Centro Nacional de Consultoría ratifica la opinión de la ciudadanía. Más del 60% no solo reconoce en las empresas un gran valor, sino que siente orgullo de ellas. Cualquier intento de descalificar a las empresas en si mismas o por la actividad que realizan es una gran equivocación porque de que a las empresas les vaya bien dependen muchas cosas del país, incluyendo el éxito del Gobierno.


A veces existen algunas tentaciones por tratar de estigmatizar o por tratar de polarizar lo que, en mi opinión, es un gran error.


Estamos a tiempo de corregir esas eventuales interpretaciones para que Colombia no vaya a cometer un error, y no vayamos nosotros a terminar haciéndonos el harakiri porque creo que el hecho de que no les vaya bien a las empresas no es bueno para nadie.


Artículo tomado de portafolio.co

Por: CONSTANZA GÓMEZ GUASCA


25 views0 comments
bottom of page