¿En este nuevo mundo para dónde vamos?


La pregunta que todos nos estamos haciendo es ¿este mundo para dónde va? Esta pregunta se repite en todos los entornos pero un poco más específica ¿Mi negocio para dónde va? La respuesta de esta pregunta requiere del desarrollo de una teoría que aplicada puede dar luces para todos los negocios. Nosotros en otros contextos hemos utilizado un enfoque operacional, que buscar, a partir de entender qué mueve las decisiones, establecer los escenarios más probables.


Un ejemplo similar, en el campo de la física, es la teoría de las interacciones fundamentales. Esta teoría propone que en el universo existen cuatro fuerzas(*1) esenciales y que es a través de la interacción de estas fuerzas que se explican todos los fenómenos físicos que observamos. Conocer esta teoría permite hacer predicciones acerca de las dinámicas del universo. Por ejemplo, sabemos las dinámicas de los átomos y las galaxias gracias a comprender estas fuerzas, y de saber en qué condiciones es más importante una fuerza que otra.


En nuestra experiencia estudiando la toma de decisiones cuatro fuerzas nos aparecen consistentemente. Estas fuerzas son útiles para explicar las dinámicas que observamos en los sistemas sociales. A continuación, vamos a explicar esas fuerzas y mostrar cómo a partir de estas fuerzas se generan algunas dinámicas sociales que todos observamos. El objetivo es que a partir de estas fuerzas usted pueda tener una idea de para dónde van las cosas en su entorno, o por lo menos pueda crear unos escenarios.


El tiempo. Si bien todos tenemos días de 24 horas, todos decidimos cómo las queremos usar. Las personas quieren ser eficientes en el uso del tiempo, esto quiere decir que quieren reducir los tiempos de transacción, los tiempos de viaje, y aumentar los tiempos productivos y de ocio. Esto parece darse especialmente en personas de mayores recursos. Por ejemplo, existe evidencia de que en ciudades con salarios más altos, la gente tiende a caminar más rápido.


El dinero. Es obvio, las economías del mundo se mueven por el esfuerzo de aumentar los recursos de su población. Por otro lado, todos queremos pagar menos. Dados dos servicios iguales las personas van a escoger el de menor precio. Otra característica de esta fuerza es que es mayor en las personas con menos recursos que en las personas más ricas. Esto es fácil de ver, una persona de bajos recursos está dispuesta a hacer más por un monto dado que una persona con muchos recursos.


El placer. Hay ciertas actividades que nos generan placer. Estamos dispuestos a gastar dinero y tiempo por recibir estos placeres. El helado, los brownies, ir al cine y buscar pareja son ejemplos de actividades que estamos dispuestos a hacer por la búsqueda del placer. Esta fuerza también puede ser negativa, en términos de que también estamos dispuestos a hacer esfuerzos para evitar el dolor.


El sentido de comunidad. Somos sociales, nos gusta ser reconocidos, hacer parte y aportar a la comunidad. Esta fuerza explica el éxito de las redes sociales y el gusto que tenemos por recibir mensajes en el celular. Esta puede ser una fuerza de balance de las otras ya que es la encargada de generar beneficios no solo personales sino para la comunidad. Por ejemplo, si bien las otras fuerzas explican las trampas (la búsqueda del placer, de más dinero, o de tomar atajos) esta fuerza explica por qué no se hace trampa. Existe evidencia que las personas hacen trampa mientras no se sientan mal y que incluso utilizan mecanismos que llaman desentendimiento moral, para autoengañarse y explicar por qué su trampa en realidad no es mala.


A continuación, se presentan algunos ejemplos de cómo estas fuerzas definen lo que observamos en tres sistemas sociales: el transporte y la salud, el consumo de alimentos y las elecciones.


El Transporte y la salud.


Uno de los problemas más importantes del mundo en términos de salud pública es cómo promover la actividad física. En este sentido hacer ejercicio para transportarse presenta una oportunidad. Nosotros (el CNC) hemos estudiado cómo las personas deciden qué modo de transporte usan con el fin de promover caminar.(*2) En este estudio se ve claramente que los recursos y el tiempo son las variables fundamentales. Las personas quieren ahorrar tiempo y costos. El tiempo siendo mucho más importante que el costo especialmente entre los estratos más altos. En consecuencia, las personas con menores recursos están dispuestas a caminar distancias más largas antes de decidir tomar otro modo de transporte y la construcción del TransMilenio con carriles exclusivos que ofrecen mayor velocidad ha hecho que la gente esté dispuesta a caminar más para acceder a esta velocidad y ahorrar tiempo en sus viajes. Existe evidencia de que las estrategias como el TransMilenio o los carriles exclusivos para bicicletas que promueven ahorros de tiempo a través de la actividad física tienen un impacto muy superior al de hacer campañas promoviendo salud para que las personas hagan ejercicio.


El consumo de alimentos


La ciudad de Austin en Texas tiene una población de bajos ingresos que vive en medio de lo que llaman desiertos de comida. Estos son barrios en los que no es posible conseguir comida saludable, y se ha identificado que el consumo de vegetales en estos barrios es bajo, lo cual trae consecuencias negativas en salud. En alianza con la Universidad de Texas hemos trabajado esta problemática. Lo que hemos encontrado es que los vegetales tienen tres desventajas con respecto a otros alimentos. Toma más tiempo consumirlos (hay que consumirlos frescos, requieren preparación), son costosos, en términos de la cantidad necesaria para satisfacer el apetito y consumirlos no genera tanto placer. El estudio muestra que los desiertos de comida surgen porque la gente no compra alimentos saludables, lo cual disminuye la oferta, lo cual refuerza que la gente no consuma vegetales. Por otro lado, los alimentos con altos contenidos de grasa, azúcar y sal son fáciles de consumir, no son costosos y dan tanto placer que generan adicción. Esto lo sabe la industria de alimentos y viene produciendo cada vez más este tipo de productos. Consecuencia de esto es que en todos los países del mundo la proporción de la población con sobrepeso viene creciendo. La única tendencia que parece que podría reversar esto es la ambientalista que apela a nuestro sentido de comunidad para tener dietas más saludables para nosotros y sobre todo con el medio ambiente.


Las elecciones


En términos de decisiones las elecciones se pueden dividir en dos: la decisión de votar o no votar y la decisión de por quién votar. El abstencionismo en las últimas once elecciones presidenciales ha sido en promedio de 54%. Es decir, si el abstencionismo fuera un candidato ganaría siempre. En la literatura se han establecido las principales razones para no votar: falta de conocimiento (no saber quiénes son los candidatos), falta de interés en el resultado (todos los candidatos son iguales), y no votar como forma de rechazo al sistema (todos los candidatos son malos). Los primeros dos casos se pueden interpretar como falta de fuerza de comunidad y en el tercero esta fuerza está actuando en contra de votar. Votar, además requiere de un viaje que toma tiempo y en algunos casos dinero. Lo cual explica la alta tasa de abstencionismo.


En la segunda decisión de por quién votar, nosotros en el Laboratorio de la Democracia del CNC hemos estudiado cómo decide la gente por quién votar. En resumen, hay dos hallazgos: el primero, las personas buscan conectar con sus candidatos. Por eso no sorprende que en un país religioso como el nuestro los candidatos que pasaron a segunda vuelta se presentaran como muy religiosos y que en Bogotá, la ciudad más progresista del país, ganara Claudia López. El segundo, existen unas personas, que no son los candidatos, ni necesariamente pertenecen a una campaña, que tienen un compromiso moral con algún candidato o partido, para los cuales, las elecciones son muy importantes. Estos juegan un papel fundamental ya que crean comunidad y ayudan a convencer a los indecisos sobre el candidato a elegir.


Existen más ejemplos de la capacidad de estas fuerzas de explicar las dinámicas sociales. Acerca de la pregunta de este mundo virtualizado a la fuerza para dónde va, la pregunta que debemos hacernos es cuál de estas fuerzas predomina en el entorno específico. Si es la efectividad en recursos y tiempo, la gente ya asumió el costo de aprender, y volver a un entorno menos eficiente es improbable. Si la fuerza que predomina es el placer, es importante entender dónde está el placer y si es la comunidad, si la capacidad de conectar puede reemplazarse virtualmente.

No estamos seguros de que estas sean las únicas fuerzas, y a diferencia de las fuerzas de la física no conocemos la descripción matemática de cómo actúan. Pero están, y ayudan a explicar las dinámicas de los fenómenos sociales que observamos.

(*1) fuerza nuclear fuerte, fuerza electromagnética, fuerza nuclear débil, fuerza gravitacional.

(*2) Using agent based modeling to assess the effect of increased Bus Rapid Transit system infrastructure on walking for transportation - ScienceDirect


Pablo Lemoine

Presidente

Centro Nacional de Consultoría S.A.

35 vistas0 comentarios
  • Centro Nacional de Consultoría
  • @CNCSocial
  • +CNCSocial

OFICINAS

BOGOTÁ (SEDE PRINCIPAL) Calle 82 No. 6-51 | PBX: 57 (1) 3394888

Código postal: 110221

MEDELLÍN: 57(4) 2042020

BUCARAMANGA: 57(7) 6457483

CALI: 57(2) 6674226

BARRANQUILLA: 57(5) 3161274 ext. 5000

Centro Nacional de Consultoría S.A. miembro del grupo VÍACIENCIA