top of page

¿Por qué es tan difícil que un candidato gane en primera vuelta?

A la luz de los resultados de las últimas encuestas conocidas, habrá una segunda vuelta.

Gustavo Petro, Federico Gutiérrez, Sergio Fajardo y Rodolfo Hernández.
Gustavo Petro, Federico Gutiérrez, Sergio Fajardo y Rodolfo Hernández. FOTO: Archivo Particular tomado del eltiempo.com

De acuerdo con la legislación colombiana, para que un candidato gane en primera vuelta presidencial se necesita que saque al menos la mitad +1 de los votos válidos depositados en las urnas.


Y sobre el papel, que eso ocurra este domingo 29 de mayo no parece muy sencillo.


Como primera medida hay que señalar que las últimas encuestas que se conocieron el pasado fin de semana sobre intención de voto no muestran a ninguno de los seis aspirantes presidenciales por encima del 50 %.


El que mayor intención de voto tiene, según estudios de opinión, es precisamente Gustavo Petro, el candidato del Pacto Histórico, quien está por el orden del 40 % en algunas de las mediciones.


Así las cosas, y a la luz de los resultados de las encuestas, todavía dista mucho que logre superar el 50 % de los votos.


Pero a esto hay que agregar que según el censo electoral hay más de 39 millones de colombianos y colombianas que están habilitados para votar. Por supuesto que a esa cifra hay que descontarle la abstención, que en el caso de las legislativas fue superior al 45 %.


En ese sentido, podría decirse que es muy difícil aventurarse a dar una cifra exacta de votos que deberá requerir uno de los seis candidatos para quedarse con el cupo a la Casa de Nariño de manera directa este próximo domingo. Normalmente en las presidenciales el número de votos aumenta.


Y los resultados que se han visto en la carrera presidencial hasta el momento muestran que el único, a la fecha, capaz de ganar en primera vuelta ha sido precisamente el expresidente Álvaro Uribe


En las presidenciales del 2002 obtuvo el 54,51 % de los votos, mientras que el segundo lugar fue para el fallecido Horacio Serpa, con el 32, 68 %.


En el 2006, cuando se estrenó la reelección por cuenta de una reforma constitucional ambientada por el propio Uribe, nuevamente se impuso en la primera vuelta con el 62, 3 % de los votos, seguido por el fallecido candidato del polo Democrático Carlos Gaviria, con el 22%.


Pero de ahí en adelante todas las elecciones presidenciales han pasado a segunda vuelta. En 2010, por ejemplo, Juan Manuel Santos sólo sacó el 46, 54%, por lo que fue necesaria una segunda votación.


En el 2014, cuando Santos buscó la reelección, incluso perdió en la primera vuelta contra Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático. Pero Zuluaga sólo tuvo el 29 % de la votación, por lo que fue necesaria la segunda vuelta, en la cual el entonces presidente resultó elegido.


En el 2018 la situación fue muy similar, pues el candidato Iván Duque, quien lideró la votación, únicamente consiguió el 39,14 % de los votos.


Con este panorama, queda claro que en las últimas elecciones presidenciales ha sido necesaria una segunda vuelta y, por ahora, como pintan las cosas y a la luz de los resultados de las encuestas de intención de voto, todo indica que en 2022 habría una segunda vuelta.


Las dificultades


Alfonso Portela, exregistrador Delegado, señaló que debido a la alta exigencia numérica es muy difícil que alguien consiga esa votación en primera vuelta. Para Carlos Lemoine, gerente del Centro Nacional de Consultoría, las reglas electorales establecen que haya una segunda vuelta y como tal la gente se organiza pensando en eso. En ese sentido, explicó que tanto los candidatos como las organizaciones políticas en buena medida se preparan para pasar inicialmente a una segunda vuelta. "Es la consecuencia de las reglas electorales", señaló Lemoine. Sebastián Bitar, profesor de la Universidad de los Andes, dijo que algo normal en casi todas las partes del mundo es que cuando hay más de dos candidatos sea muy difícil que alguno de ellos consiga más de la mitad de los votos. "Es difícil que haya pocos candidatos y a esto se suma que las fuerzas políticas no le apuestan a unirse sino a medirse en la primera vuelta", dijo el profesor, quien señaló que buena parte de los acuerdos políticos se dejan para la segunda vuelta.


Artículo tomado de eltiempo.com


590 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page