top of page

“No hay evidencia de que las encuestas estén manipuladas”


Pablo Lemoine, presidente del Centro Nacional de Consultoría, considera que se debería levantar la veda que tienen las encuestas en la semana previa a las elecciones. Diario Criterio habló con él.


En la primera vuelta de estas elecciones presidenciales, Gustavo Petro obtuvo 8.527.768 votos, equivalentes al 40,03 por ciento. Rodolfo Hernández quedó en segundo lugar, con 5.953.209 votos que representan el 28,15 por ciento. El voto en blanco registró 1,73 por ciento.


El resultado de Petro se esperaba, pero a muchos les sorprendió el de Hernández. Sin embargo, las últimas encuestas mostraban que el exalcalde de Bucaramanga estaba acercándose a Federico Gutiérrez, con grandes posibilidades de ser el segundo candidato más votado, lo que en efecto sucedió.


La encuesta que estuvo más cerca de atinarle al segundo puesto de Hernández fue la del Centro Nacional de Consultoría (CNC), contratada y publicada por Semana el pasado 19 de mayo. En esa medición, Petro aparecía primero, con 35,8 por ciento, mientras Gutiérrez y Hernández estaban en empate técnico: 20,8 y 19,1 por ciento, respectivamente, en un escenario que tuvo en cuenta a los indecisos.

Resultados de la encuesta del CNC
Encuesta Centro Nacional de Consultoría. 19 de mayo de 2022

En el escenario sin indecisos, también hubo empate técnico entre Gutiérrez y Hernández: 23,9 y 21,9 por ciento, respectivamente.

Escenario sin indecisos
Encuesta Centro Nacional de Consultoría. 19 de mayo de 2022. Escenario sin indecisos.

El CNC, eso sí, estuvo completamente acertado con Sergio Fajardo, en cualquier escenario. El exgobernador sacó apenas 4,2 por ciento en la primera vuelta.

¿Atinaron las encuestas?

Las últimas encuestas de las otras firmas marcaron estos resultados:

  • Gustavo Petro: 40,6 por ciento

  • Federico Gutiérrez: 26,7 por ciento

  • Rodolfo Hernández: 20,9 por ciento

  • Sergio Fajardo: 5,1 por ciento

  • Voto en blanco: 4,6 por ciento

  • Gustavo Petro: 37,9 por ciento

  • Federico Gutiérrez: 30,8 por ciento

  • Rodolfo Hernández: 20,3 por ciento

  • Sergio Fajardo: 4,3 por ciento

  • Voto en blanco: 2,4 por ciento

  • Gustavo Petro: 40 por ciento

  • Federico Gutiérrez: 21 por ciento

  • Voto en blanco: 13 por ciento

  • Rodolfo Hernández: 12 por ciento

  • Sergio Fajardo: 7 por ciento

Estos fueron los resultados de la primera vuelta (el voto en blanco registró 1,73 por ciento):

Elecciones 2022. Preconteo primera vuelta
Elecciones 2022. Preconteo primera vuelta | imagen tomada de diariocriterio.com

Legalmente las firmas no pueden publicar encuestas durante la semana de las elecciones. Sin embargo, varias siguen haciendo sus propias mediciones privadas para medir la intención de voto.


Para hablar de ese y otros temas, Diario Criterio habló con Pablo Lemoine, presidente del Centro Nacional de Consultoría (CNC), quien cree que la prohibición de difundir encuestas durante los días previos a las elecciones no tiene sentido, pues en esa semana los ciudadanos toman su decisión final.


El CNC, de hecho, le reveló a este medio los resultados de tres encuestas internas que se hicieron entre el 26 y el 28 de mayo pasados.

Candidato

26 de mayo

27 de mayo

28 de mayo

Gustavo Petro

40,5%

38,7%

37,7%

Rodolfo Hernández

28,2%

28,7%

28,3%

Federico Gutiérrez

21,0%

17,9%

20,1%

Sergio Fajardo

2,7%

4,2%

6,3%

Enrique Gómez

0,4%

0,3%

0,7%

Voto en blanco

6,9%

9,3%

6,0%


“El país tiene derecho a saber cómo van las elecciones en todo momento”


Diario Criterio: Las encuestadoras llegaron a estas elecciones con una sombra de duda. ¿Qué representa para ustedes casi haber acertado el resultado?


Pablo Lemoine: Lo primero que hay que decir es que las dudas las generan los candidatos y la opinión pública porque, como es una manera de entender las elecciones que depende mucho de qué ve uno a su alrededor, pero no es capaz de ver la foto nacional, eso siempre genera una desconfianza.


Es muy común ver los experimentos en redes sociales de la gente haciendo las encuestas en redes sociales y les da el candidato que ellos más quieren. Lo único que da, realmente, una perspectiva a nivel nacional son las encuestas representativas a nivel nacional y me parece importante aclarar que, técnicamente, las encuestas vienen mostrando mucho rigor, igual los resultados.


Esto para decir que siempre se ponen en duda las encuestas porque la gente no ve todo el panorama. Entonces, le cuesta mucho aceptar esas diferencias respecto a lo que ve a su alrededor. Además, específicamente, estas elecciones fueron muy regionales, es decir, unos candidatos muy fuertes en sus regiones. Lo que uno ve es que las personas de cada región sienten que su candidato va a ganar y los sorprende que esto no sea así.


Lo otro que puede influir en esta desconfianza es la velocidad de cambio. Yo creo que eso fue especialmente rápido en estas elecciones. Cuando uno compara con las elecciones pasadas, Gustavo Petro e Iván Duque, que pasaron a la segunda, desde varias semanas antes ya se sabía que era entre ellos dos. Lo único que fue medio sorpresa fue la subida de Sergio Fajardo en la última semana, que las encuestas no pudieron medir. Pero estaba bastante claro que los dos candidatos que iban a pasar a segunda vuelta eran Duque y Petro.

Resultados de las elecciones de 2018
Resultados de las elecciones de 2018 | Imagen tomada de diariocriterio.com

En estas elecciones, parecía ser que los que iban a pasar eran Fico y Petro, pero la subida de Rodolfo en las últimas semanas fue impresionante, dio sorpresa y eso también genera ese sentimiento. Pero las encuestas lo midieron perfectamente.


Diario Criterio: Pero la encuesta de Yanhaas y la de Invamer hasta el final mantuvieron a Rodolfo Hernández por debajo de Federico Gutiérrez.


P.L.: Yo creo que en esa semana, hasta cuando nosotros tenemos veda, Rodolfo todavía no había pasado a Federico. Antes de la veda, nosotros teníamos 24 a Fico y 22 a Rodolfo, que eso es un empate técnico, pero es más probable que Fico esté arriba. Invamer tenía en 27 a Fico y Guarumo lo tenía en 30.


Nosotros después hacemos estas encuestas internas y en la siguiente semana, ustedes conocen los resultados, se voltea. Viene desde abajo: él empieza en 10, después pasa a 16, pasa a 22. Ahí empieza la veda y las encuestas internas nuestras muestran que lo supera. Ese es el resultado, es una historia de cómo va cambiando la historia en los puntos: fotografía a fotografía cómo uno puede montar el video de lo que pasó.


Diario Criterio: ¿A qué se debe que ustedes, en el Centro Nacional de Consultoría, hayan tenido ese nivel de exactitud y haber leído bien el momento?


P.L.: Es un trabajo técnico. O sea, existen unas reglas de la estadística que hay que seguir, establecer unas muestras aleatorias, un trabajo de campo que cumpla con unos requisitos de calidad y lleve a cabo las muestras que se proponen.


Lo otro que es importante decir es que es el trabajo de un montonón de gente. Un equipo de encuestadores. En el caso de las encuestas de Semana, son presenciales, que viajan por todo el país a municipios alejados. En el caso de las encuestas de la última semana, que son vedas, son encuestas telefónicas: es un equipo de call centers llamando a números en todo el país, en diferentes municipios. Un equipo estadístico que diseña las muestras; un equipo de procesamiento que coge esas bases de datos y las procesa utilizando los ponderadores según los pesos; un equipo de analistas que finalmente dan los resultados e interpretan las cosas.

Elecciones 2022 segunda vuelta
Gustavo Petro y Rodolfo Hernández. Elecciones 2022 | imagen tomada de diariocriterio.com

Diario Criterio: Cuando ustedes sacaban las encuestas, si en una ganaba Fico, salían los detractores a decir que había una sobrerrepresentación del Eje Cafetero y Antioquia. Cuando pasó lo del empate técnico con Rodolfo, dijeron que sobrerrepresentaron los Santanderes. ¿Usted qué les dice a esos críticos?


P.L.: Lo que hay que explicarles es cómo se hacen las cosas. Nosotros utilizamos las elecciones de 2018. De acuerdo con las elecciones de 2018, se les dan pesos a las regiones y los pesos de las regiones no vienen dados, no los escogemos nosotros arbitrariamente. Eso es una primera parte.


La segunda parte es el muestreo. Una de las críticas que nosotros recibimos es: ¿por qué Bogotá pesa más que el número de encuestas que usualmente se hacen? Y eso se debe a la dispersión. Básicamente, esto es un poco técnico y complicado, Bogotá, al ser un solo municipio, a pesar de que es muy grande, no tiene tanta varianza, entonces uno puede entender la varianza de Bogotá con menos encuestas de las que necesita la región oriente, que fue la que fue debate en la última encuesta.


En la región oriente hay que hacer un número de encuestas en varios municipios y eso termina sumando más en número de encuestas que la región de Bogotá, pero nosotros ponderamos y el peso que le damos a la región, esto es muy importante, viene dado por las elecciones de 2018, por el número de votantes de las elecciones a primera vuelta de 2018.

Muestra CNC versus participación electoral de 2018
Muestra CNC versus participación electoral de 2018. Gráfico: Diego Fuerte

Eso, por supuesto, tumba el argumento de que nosotros escogemos arbitrariamente cuánto pesa una región para beneficiar a un candidato o a otro.


Diario Criterio: ¿Por qué a las encuestas les dan duro y no les dan duro a los analistas de encuestas? Está el dato, pero, a la larga, los que terminan haciendo los análisis son los periodistas, los analistas, y por lo general uno ve que ellos analizan desde la postura política.

P.L.: La razón es que es fácil darles duro a las encuestas. Es fácil porque, cuando uno pone un número riguroso, usted puede decir: “No le dio”. Si usted critica a alguien, esa persona le puede decir: “No, es que yo en realidad lo que quería decir era que esto y esto“. Pasa con los comentaristas de fútbol: siempre caen parados, siempre dicen las cosas bien. Lo mismo los de política.


De alguna manera, ellos no están jugando. Los encuestadores están jugando su partido, los políticos están jugando. Entonces, esos son los que son criticados.


Diario Criterio: En ese sentido, si las encuestas son con métodos científicos, ¿por qué son tan criticadas?


P.L.: Lo que yo le decía al principio: es que la gente no es racional, entonces busca explicaciones de por qué ellos creen es diferente a lo que les dice la evidencia. Así somos. No es “las personas”.

Es la manera de ser del ser humano. Eso está muy estudiado. Nosotros tenemos una creencia y tratamos de reforzar nuestra creencia. Y cuando sale bien, o sea, que va en contra de lo que creemos, no cambiamos la creencia, sino que explicamos por qué esa evidencia refuerza nuestra creencia: ahí salen las teorías de por qué las encuestas están amañadas, que están compradas, pero eso es producto simplemente de que las personas tienen una creencia, son afines a un grupo político.


Hay que decirlo también: son afinidades muy fuertes. Hay gente que sus identidades están basadas en la afinidad a un candidato, en la necesidad de ver a ese candidato como un salvador. Entonces, cuando una encuesta dice que a ese candidato no le va bien, la gente naturalmente, en vez de cuestionar a su candidato, lo que hace es cuestionar la encuesta. Así es la psicología, no es nada personal.


Diario Criterio: Rodrigo Lara Restrepo radicó un proyecto de ley de regulación de encuestas y, precisamente, el motivo de Lara es decir que las encuestas no ven bien el sentir del ciudadano. ¿Usted qué opina de todo eso?


P.L.: Lo primero es que la afirmación de que las encuestas no miden el pensar del ciudadano es evidentemente falsa. Hay demasiada evidencia de que las encuestas funcionan. La verdad es que nuestros sistemas de información están basados en encuestas. Las cifras que nosotros manejamos y que el país maneja y que el mundo maneja se basan en encuestas. No es serio decir que uno cree en encuestas. Es como decir que no creo en las cifras del desempleo, no creo en la cifra del PIB…


Después están las encuestas de política. Lo que yo creo que hay en eso es un temor y una molestia de los políticos de que las encuestas los ponen en evidencia, porque todos los políticos dicen que van a ganar. Todos los candidatos dicen: “Yo voy a ser su presidente, cuando sea presidente voy a hacer esto”. Las encuestas le dicen: “No, es improbable que usted sea presidente, usted tiene que trabajar mucho, tiene que hacer cosas porque, como van las cosas, usted no va a ser presidente”. Eso, por supuesto, a los políticos no les conviene, sobre todo a los que les está yendo mal.


Lo otro que yo creo que esta prohibición de las encuestas… o sea, el mundo se está moviendo, nosotros estamos permitiendo el aborto, se está debatiendo la legalización del uso de drogas, la legalización del matrimonio homosexual. Querer prohibir las encuestas no tiene mucho sentido. Es difícil de entender que, en un mundo que cada vez tiene más libertades, quieran esconder la información.

Rodrigo Lara Restrepo
Rodrigo Lara Restrepo | Imagen tomada de diariocriterio.com/

“Las encuestadoras han mostrado resultados”


Diario Criterio: ¿Usted conoce algunos de estos proyectos de ley? Cada año radican un proyecto de ley al respecto.


P.L.: Ha habido varios. Unos que quieren que las encuestas sean más rigurosas. Eso lo que hace es que saca encuestas con muestras más grandes. Claro que todo el mundo está a favor de eso, pero los medios no pueden pagar eso, entonces nos quedamos con menos encuestas.

Lo otro que quieren hacer es que las encuestas sean enviadas al Consejo Nacional Electoral antes de ser publicadas. Eso daña los motivos, porque obviamente los medios quieren tener la primicia. Es la razón por la que pagan la encuesta, para que sean primeros.


Diario Criterio: Además, ¿qué tan bueno será que un Consejo Nacional Electoral tan politizado termine conociendo las encuestas?


P.L.: Todos tenemos que publicarlas allá. Lo que pasa es que se les envían después de ser publicadas, pero ahora lo que quieren es que lleguen antes y que también estén las de los partidos. La gente tiene derecho a tener información privada. Si yo financio esta encuesta estratégica, con estos objetivos para medir estas cosas, tengo derecho a no contárselo al mundo. Son cosas que son difíciles de defender. La verdad, no conozco los argumentos del otro lado de por qué quieren reglamentar las encuestas.


Diario Criterio: ¿Y usted, como director de un centro encuestador, opina que es necesario reglamentarlas o con lo que está ya está bien hecho?


P.L.: Yo creo que como está funciona bien. Todo lo contrario, lo de la veda me parece algo… lo que pasó esta semana, lo que pasó ahorita, el país tiene derecho a saber cómo van las elecciones en todo momento. Y la gente tiene derecho a tomar decisiones informadas. Eso es a favor de la democracia, es lo que se usa en todos los países democráticos. Que una semana antes no se puedan publicar encuestas, nadie se puede enterar, ¿qué es lo que quieren esconder?


Diario Criterio: Como dicen que supuestamente están manipuladas…


P.L.: No hay ninguna evidencia de que están manipuladas. ¿De dónde sacan eso? Las encuestadoras, digamos, una y otra vez han mostrado resultados. Y si hay varias encuestadoras, van a competir y van a querer ser lo más precisas posibles, que es lo que pasa ahora. A nosotros nos sale un ranking, nos evalúan, dicen si les dimos o nos les dimos, pero no podemos publicar la última semana, sino que nos evalúan con unas encuestas que hicimos 10, 12, 15 días antes. No toman en cuenta el trabajo de campo, es una cosa dinámica. Vienen y nos evalúan, pero no podemos decir qué pasó en la última semana.


Diario Criterio: En 12 días la fotografía puede cambiar…


P.L.: … sustancialmente, porque, además nosotros tenemos estudiado que, obviamente, las intenciones de voto depende de cómo conversa la gente y de qué tanto conversa la gente de política. En la última semana es cuando la gente más habla de política, más cambia de opinión, porque ahí es donde está todo el tiempo moviéndose. Si usted coge al principio de elecciones, cambia menos porque la gente habla menos de política, no es tan importante. No le importa, al principio ni siquiera sabe bien quiénes son los candidatos.


En la última semana, está toda la pelea y todas las estrategias. ¿Por qué los políticos no están de acuerdo con que la gente sepa cómo van las cosas?


Diario Criterio: Si hubiera difusión de encuestas faltando dos días o un día para las elecciones, ¿ahí sí ustedes podrían dar con la tendencia?


P.L.: La evidencia es que sí. Usted tiene las encuestas nuestras, los resultados de la última semana, que obviamente son más precisos. Como esto varía, la variable más importante para la precisión de una encuesta electoral es qué tan cerca está la encuesta a la fecha (de las elecciones).


Diario Criterio: Uno sabe que las firmas encuestadoras no solo se dedican a hacer encuestas de política, porque si solo fuera así, se morirían de hambre. En estas encuestas políticas ustedes también se juegan una reputación para hacer otros negocios y para seguir vigentes. ¿Qué hacen además de encuestas políticas?


P.L.: Nosotros somos una firma de investigación y estamos en toda la cadena de valor del dato, desde la recolección, la limpieza, la organización del dato, el procesamiento, el análisis y la recomendación. Hay como unos edificios de conocimiento que varía en las diferentes empresas de investigación.


En el caso del Centro Nacional de Consultoría, nosotros tenemos una vertical en medición de audiencias. Ahí hacemos un esfuerzo grande. Hacemos el Ecar, el Estudio Continuo de Audiencias de Radio. Tenemos un proyecto también para medir el rating en televisión.

Obviamente, nuestra reputación y que esos negocios estén bien, que seamos una buena firma de investigación, depende de que en política, que es otro de nuestros temas, y la opinión pública salga bien, porque nos relacionan.


Fuera de eso, también hacemos evaluación de políticas públicas. Ahí trabajamos con el DNP (Departamento Nacional de Planeación) evaluando diferentes programas. La reputación de la firma es importante, la ponemos en juego.


Tenemos una unidad también de lealtad de clientes. Ahí medimos cómo es la relación de las empresas con sus stakeholders.


Le puedo seguir hablando, pero esto es para decir que tenemos una variedad de negocios basados en que los datos y la información que les damos a nuestros clientes sea fidedigna. Los más interesados en que nos salgan bien las encuestas somos nosotros.


Diario Criterio: Esas encuestas privadas son muy cercanas al voto y los incrédulos podrían decir que ustedes se inventaron los datos. ¿Por qué siguen haciendo esas encuestas y qué garantía les da a los incrédulos?


P.L.: Es nuestro oficio saber estas cosas. Para nosotros es muy importante saber. Nosotros sabemos que eso se puede saber y, pudiendo hacerlo, no tiene sentido que nos quedemos sin saber cómo están cambiando las cosas. Por eso hacemos una muestra diaria, que es representativa a nivel nacional, es pequeña, porque no tiene financiación y a nosotros nos sale costoso, pero nos ayuda saber qué está pasando en la opinión pública, sobre todo en esta última semana que, como yo le digo, se mueven mucho las cosas.


Eso con respecto a la primera pregunta. ¿Por qué lo hacemos? Necesitamos saber y no podemos estar a oscuras la última semana habiendo hecho mediciones durante toda la campaña.


Lo segundo es decirle a la gente que desconfíe de esa encuesta que las encuestas las compartimos con varias personas antes de que se cerraran las urnas y salieran los resultados. El que no cree en las encuestas, pues lo invito a creer, pero tampoco puedo esforzarme mucho por convencerle y por decirle que le juro por Dios que sí, que sí. Ahí están las encuestas, ahí están los resultados. Están bien hechas.


Diario Criterio: ¿Qué mensaje les da usted a los colombianos sobre las encuestas?

P.L.: Las encuestadoras somos una firma que nos basamos en la ciencia, en el método científico, en la estadística, que somos un equipo muy comprometido con hacer la tarea bien. Hacemos un esfuerzo y es nuestra misión y nuestra razón de ser dar buena información rigurosa y bien hecha.


Artículo tomado de diariocriterio.com

723 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page